ORATORIO DE NIÑOS

El Oratorio de Niño es, dentro de nuestro Colegio, un lugar privilegiado de encuentro con Dios con sus preferidos: los más pequeños.

 Es un lugar de encuentro con Jesús y, a través de él, con el Padre en el Espíritu: en el Sagrario (Eucaristía), en la Biblia, en medio de nosotros, en nuestro corazón, en el sacerdote, en los niños pobres, en los enfermos, en los necesitados de nuestra sociedad, en la Iglesia… Es un encuentro cargado de símbolos que nos acercan al misterio de Dios: la Cruz, la Vela o Cirio y la imagen de María Divina Pastora. Todo, ayuda al niño a adentrarse en la diversas maneras de orar: petición, acción de gracias, adoración, bendición, glorificación y alabanza, oración continua.

El centro es la Palabra, una experiencia de escucha, de silencio, de compartir con los demás. Escucha, porque todos los encuentros giran en torno a una Palabra de la Biblia, a un acontecimiento de Jesús en el que Dios nos habla a nosotros hoy. Así nos adentramos en el mundo de Dios, a través de lo que Él mismo ha querido hacer y nos ha querido decir a todos los hombres. También es un lugar para el Silencio, pero no por tener momento de silencio sin más, sino para seguir escuchando. M. Ivonne, con su ternura y paciecia, es quien dirige esta oración que a diario acontece en nuestro colegio. De esta menera, hacemos realidad el pedido que Jesús nos hace: “Dejen que los niños venga a Mi”.