BROAD

El 03 de marzo, comenzamos el año lectivo 2014, confiados en la protección amorosa de nuestro Padre Dios y la dulce compañía de nuestra madre, la Divina Pastora. Damos la bienvenida a todos los integrantes de la comunidad educativa, a los que siguen caminando con nosotros, año tras año; y a los que se incorporan y apuestan por nuestra misión. 

Resulta necesario hacer un itinerario por los distintos lemas que nos han acompañado y que como familia calasancia, nos hemos ido alineando. Ya que cada uno de ellos, tiene por objetivo orientar y dar sentido a nuestro caminar:

“Busca tus raíces y encuentra tu Misión"

Era el llamado a la búsqueda de sentido en el ser y en el hacer (2011).

“La Misión es de todos y para todos”

Se nos convocaba a dejar el individualismo y la pasividad, para redescubrirnos como parte y miembros activos de un solo pueblo, el pueblo de Dios (2012).  

“La solidaridad abre frontera”

Fue una interpelación al compromiso y al servicio real con el prójimo, nuestro hermano (2013).

En este año abordaremos más profundamente nuestro compromiso con los hermanos, para ello, nos guiará el lema: “La fraternidad es un don y un compromiso”. Y también, en el 2014, celebraremos el Año Vocacional Calasancio, bajo la certeza de que “Dios nos llama para dar vida”.

Todos los presentes hemos optado por un Proyecto Educativo, orientado en la formación de la fe y la cultura, tal como lo concibió el Padre Faustino, inscripto en el lema “Piedad y Letras”, síntesis que no sólo envuelve las dimensiones intelectuales sino también aquellas más trascendentes, las que nos configuran como persona integral.

Dios es nuestra certeza en el caminar de la vida; María, nuestra Madre y Pastora, la compañera de viaje; y en las vidas del Beato Faustino Míguez y de la Beata Madre Victoria Valverde, encontramos nuestros modelos de entrega y sencillez calasancia que nos animan en la tarea de cada día.

Con estos sentimientos de alegría y entusiasmo damos inicio al presente curso.