El 22 de diciembre la Familia Calasancia y, de una manera especial, el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, despertaba con una gran noticia: el Papa Francisco autorizaba el decreto en el que reconoce el milagro obrado por nuestro fundador, el Padre Faustino Míguez.

El milagro, una acción inexplicable y, por lo tanto, extraordinaria para la medicina, ocurrió en Chile, donde los médicos no daban oportunidades de sobrevivir a un cuadro fatal de preclampsia y hemorragia en el cuarto embarazo de la señora Verónica Stobert, apoderada del Colegio Divina Pastora de La Florida.

¡Felicidades a toda la Familia Calasancia! ¡Gracias, Señor, por todo el bien que, a través del Padre Faustino, sigues haciendo a la humanidad!

(fuente: institutocalasancio.es)